Pequeña historia del sushi

Pequeña historia del sushi

Que la comida asiática es famosa en todo el mundo no es ninguna novedad, el sabor umami nos ha conquistado a todos y todas de una manera realmente fulgurante. La comida asiática tiene un sabor diferente que destaca por el uso de la salsa de soja y de diferente tipos de caldos y verduras, que resultan deliciosas incluso para los más escépticos.

La cultura asiática ha sido una de las que más se ha expandido en los últimos años, y para muchas personas sorprende el modo de vida asiático, que a pesar de lo que se pueda pensar tiene sus cosas positivas y negativas, justamente como lo tienen todos los modos de vida que existen en el mundo actual.

Quizá el mejor aspecto de las sociedades orientales, y en concreto la japonesa, es la positiva d con la que enfrentan las situaciones y los problemas, ya que es su estilo de vida el que les impone seguir adelante o seguir mejorando. Esto se puede ver gracias a la filosofía Kai Zen sobre la que se puede escribir un artículo entero.

Pero precisamente esa necesidad imperiosa por mejorar puede producir situaciones en las que se trabaja demasiado, llegando a crear problemas físicos. En países como Japón, Taiwan o Corea la tas a de suicidios es muy alta comparada con el resto de países occidentales , lo que da mucho que pensar.

Gracias a la globalización las culturas de los países se han extendido en gran medida, y si en el siglo pasado la cultura anglosajona (inglesa y americana) fue la que más se expandió, actualmente la cultura asiática ha tomado protagonismo gracias a que es más habitual recibir noticias, productos o series de este país.

La gastronomía asiática ha ido ganando sitio en nuestros estómagos poco a poco, hasta el punto de hacerse un hueco permanente en nuestros gustos predeterminados. La cocina japonesa ha llamado mucho la atención de los países occidentales gracias a su sencillez, sabor y beneficios para la salud.

El sushi puede configurarse como el máximo exponente de la cocina asiática, y a la vez, cómo el alimento que más se puede desvirtuar con respecto a las recetas tradicionales. Es así que comer un buen sushi puede ser complicado en algunas ciudades en el que se busca contentar al cliente adaptando los sabores japoneses a los europeos, en lugar de mantener el sabor original. Esto es algo de lo que cuidan mucho algunos restaurantes que deciden apostar por la tradición, como es Ensho Sushi un restaurante que combina la calidad y técnicas de la mejor cocina japonesa, aunque no le tiene miedo tampoco a innovar con sabores mediterráneos.

Realmente el vinagre cambió la historia de las cenas ligeras y sanas

Como comentábamos, el sushi es uno de los referentes de la gastronomía japonesa que se puede encontrar en la mayoría de restaurantes asiáticos. Vamos a ver qué se sabe sobre la historia de este alimento, ya que tal y como veremos, no fue hasta el desarrollo del vinagre de arroz cuando se empezó a comer sushi tal y como lo conocemos hoy.

Según algunos documentos, las referencias sobre el sushi aparecen en el año 718. Por aquel entonces el sushi se hacía de una manera totalmente diferente, ya que el arroz no se hervía si no que se cocía al vapor, y no se añadía el ingrediente fundamental del arroz que es el vinagre de arroz, que redujo considerablemente el tiempo de fermentación.

En el periodo Muromachi, entre los años 1336 y 1753, se desarrolló el proceso para crear oshizushi, dónde se sustituía la fermentación del arroz que se utilizaba comúnmente, por el uso del vinagre. Pero fue en el periodo Azuvhi-Momoyama, entre el 1573 y 1603 que se inventó el namanari que se fermentaba durante un periodo más corto  y se marinaba con vinagre de arroz.

De hecho, existen escritos de la época que describen el olor del sushi cuando se fermentaba, como un cruce entre queso azul, pescado y vinagre de arroz. A principios del siglo XVIII el Oshizushi se perfeccionó en Osaka y llegó a Edo a mediados de ese siglo. Por aquel entonces se requería un menor tiempo de fermentación y se comercializaba habitualmente en las tiendas.

Por último, no fue hasta la invención de la variedad Kanto que se empezó a comer el sushi tal y como lo conocemos hoy, utilizando maridajes de soja, vinagre o sal junto con el arroz. Con la llegada de la refrigeración en el siglo XX el sushi comenzó a ganarse un lugar en el paladar de los extranjeros gracias a que se mantenía por más tiempo.

Deja un comentario