Los peores alimentos para tus dientes

Los peores alimentos para tus dientes

Está comprobado. Hay alimentos que dañan tus dientes. Te imaginas que después de cuidarlos durante años, incluso de pasar por tener que tener ortodoncia y por culpa de lo que comes vuelves atrás. Pues puede pasar perfectamente. Son muchos los expertos que hablan de que hay alimentos altamente peligrosos para la salud de tus dientes. Tras años de estudios y comprobaciones científicas, son muchos los que concluyen que, para presentar una sonrisa radiante, no deberíamos abusar del consumo de algunos alimentos. Los expertos de la Clínica Dental José Luis Cano, expertos en estética y salud dental avanzada, nos hacen un ranking de cuáles son los peores.

Cítricos

Los cítricos son el peor enemigo que nos podemos meter en la boca. En este grupo metemos a los limones, naranjas, pomelos o tomates. Sabemos que son sanos y que están muy buenos, pero que sepas que pueden ser el causante de que un tono amarillento asome por nuestros dientes. Todo eso se debe a su alto grado de acidez, pueden llegar a erosionar el esmalte y provocar que la dentina, que es la capa que está por debajo del esmalte, quede más expuesta a los ácidos que ingerimos, lo que puede provocar un daño irreparable en nuestra dentadura. De ahí que muchos expertos sugieran que incluso los zumos se tomen con pajita, así no habrá contacto con los dientes.

Vinagre

El vinagre, como todos los alimentos macerados en vinagre que conocemos, es decir los pepinillos, ajos, cebollas, zanahorias; también conocidos como encurtidos. Un consumo excesivo puede dañar irrevocablemente el esmalte dental dado su alto contenido ácido. Así que la próxima vez que aliñes la ensalada tendrás que pensar que hay que poner un poco menos de vinagre. Además, es un alimento muy usado para las fiestas y los saraos, en los famosos encurtidos, que te comentábamos anteriormente.

Frutos secos

Vamos con otro alimento que también es muy usado para pasar el rato o como acompañamiento perfecto para nuestras fiestas: los frutos secos. Es cierto que tienen incontables efectos beneficiosos para nuestra salud, pero en cuanto a su incidencia en nuestra dentadura, no podemos decir que sea buena. Contienen un alto contenido de azúcar, la cual se adhiere a nuestros dientes con facilidad y ello puede provocar la aparición de caries. Y no solo eso, hay algunos frutos secos como por ejemplo las maíces, que son duros y pueden provocar alguna rotura de las piezas. Ya sea un diente o una muela. Así que mucho cuidado con estos alimentos que los carga el diablo.

Café

El café es algo esencial en el menú de muchas personas, pero hay que saber que no es tan bueno como se piensa. Y es que contiene taninos que pueden provocar manchas en nuestros dientes. También es una bebida muy ácida y altera el equilibrio del pH de nuestra boca, lo que provoca que los alimentos ácidos que ingiramos nos afecten en mayor medida, provocando desde manchas en nuestros dientes hasta la decoloración de éstos. La principal causa de las limpiezas de dientes y los blanqueamientos se deben a este alimento.

Dulces

Lo sentimos, pero los dulces también dañan la dentadura. La leyenda popular dice que es un alimento que ataca directamente a los dientes y provoca las temidas caries. Pero no solo es eso. Las bacterias se van alimentando de los azúcares, van liberando ácidos que provocan el deterioro de nuestra dentadura. También provocan un oscurecimiento de los dientes. Vas a tener que hacer un gran esfuerzo, pero los dulces tienen que desaparecer de tus comidas. O por lo menos, descender a mínimos.

Refrescos con azúcar

Y si es dañino para los dientes el dulce, aún lo es peor los refrescos que contienen azúcar. Básicamente por las mismas razones que el anterior apartado, pero además aquí hay un suma y sigue. También abastecen a las bacterias bucales, con la consecuente segregación de ácidos dañinos para los dientes. Ya sabemos que a muchas personas les cuenta mucho abandonarles, pero hay que hacerlo. Eso sí, se pueden sustituir por refrescos light o bajos en azúcar. Para comenzar, no está nada mal. Prueba porque el sabor no cambia nada.

Arándanos y moras

Las frutas del tipo arándanos, moras o granadas contienen muchísimos antioxidantes, lo cual es muy positivo, pero al ser ricas también en pigmento pueden provocar que nuestros dientes se manchen a largo plazo. No se suelen usar mucho en las comidas, pero cuando veas alguna, tendrás que tener mucho cuidado.

Vino tinto

Y para terminar seguro que te rematamos con este producto. Y es que en los últimos años ha nacido el consumidor de vino, ese experto que le encanta saborear una copa. Pues bien, tienes que saber que el vino es uno de los responsables de que aparezcan sombras grisáceas en nuestros dientes. Esto viene provocado porque contiene taninos, al igual que el café y el té, pero también combate la aparición de caries. Lo malo del vino tinto es que, si se consume cotidianamente, provoca la aparición de manchas grises en la dentadura. Y ojo, porque esas manchas son peores de eliminar que las amarillentas. Como todos sabemos, además de tener efectos a largo plazo sobre nuestro esmalte dental, el vino tinto mancha los dientes mientras lo consumimos. Y no creas que porque te los laves, desaparece. Eso va haciendo mella y se acumula. Con el vino blanco no es tan excesivo, pero también tiene ácido que pueden provocar daños.

Ahora ya conoces un poco más sobre los alimentos que son más dañinos con nuestros dientes. Todo ello avalado por los expertos, como son los dentistas. Ahora bien, sabemos que será un fuerte esfuerzo, por eso también te vamos a dar algunos consejos. Si queremos tomar alguno de los alimentos anteriormente mencionados, debes mezclarlos con otros alimentos saludables como carne, queso, pan, que equilibren los ácidos presentes en ellos. Y otra recomendación es que no les mantengas en la boca. Mantener una dentadura perfecta y siempre blanca, todavía es posible.

Deja una respuesta