Automóviles: elementos de una gran utilidad en el mundo del cine

Automóviles: elementos de una gran utilidad en el mundo del cine

La amplitud de miras del mundo de la cultura es algo realmente extraordinario. La originalidad de todas las historias que nos cuenta a través de sus diferentes manifestaciones, como la pintura, la literatura, la escultura… son increíbles y merecen el máximo de los respetos y de los reconocimientos. Desde luego, el ser humano no tendría la oportunidad de vibrar de no ser por una cultura que, como hemos visto durante los meses de confinamiento, ha sido una de las grandes bazas para disfrutar del tiempo libre del que hemos dispuesto.

El cine ha sido uno de esos axiomas de la cultura que más valorado ha sido en los últimos tiempos. Y es que el séptimo arte es una manera de entretenimiento que eleva la cultura la máxima potencia. No nos cabe la menor duda de que un porcentaje tremendo de la población española ha confiado en él para matar el tiempo que nos ha tocado pasar en casa últimamente. Y la decisión ha sido, cuanto menos, acertadísima. Desde luego, hemos disfrutado de muchas historias que, para ser rodadas, han necesitado de cantidad de trabajo realmente extraordinaria.

En los tiempos que corren, es necesario valorar más que nunca todo el esfuerzo que ha de realizarse para sacar adelante una producción cinematográfica. Es un trabajo que no solo requiere de una cámara y un puñado de actores, sino que necesita a gente que se encargue de la gestión de los espacios y su contratación, gente que se encargue del maquillaje, empresas y entidades colaboradoras, gente del mundo del cátering para garantizar la alimentación de todo el equipo… Se trata de un asunto mucho más complejo de lo que realmente sale en la pantalla. Y quien ha estado inmerso en un proceso así sabe perfectamente de lo que estamos hablando.

Las cosas en el mundo del cine se complican cuando son necesarios varios vehículos en nuestra película. En ese caso, es imprescindible confiar en un proveedor que nos permita el transporte de esos vehículos de un lugar a otro, algo que es necesario en cada día más películas. Desde Transportes Cars, nos han comentado que cada vez es más habitual este tipo de peticiones que reciben desde varias producciones de cine. De hecho, ya han participado con varias de ellas en los últimos años y lo que nos han comentado es que no se arrepienten en absoluto.

El cine necesita la velocidad de los vehículos

La velocidad es una de los principales elementos de una película, sobre todo si es de acción. Por eso, la presencia de vehículos es una constante en todas y cada una de ellas. Han sido varios los medios y las páginas web que han hecho diferentes clasificaciones de las que son las películas preferidas de la gente que tienen como denominador común la velocidad de los vehículos. El primero de los artículos que mencionamos es uno publicado en la web Actualidad Motor:

  • La noticia asegura que Transformers es una de las grandes referencias en este sentido.
  • Bullitt, una película de 1968, también merece ocupar un lugar destacado en esta lista.
  • Las 24 horas de Le Mans completa el podio.
  • Grand Prix, de 1966, es una de las grandes referencias de la historia del cine automovilístico.
  • La película Cars, del año 2006, es otra de las grandes películas que cuenta con las características de las que os hemos hablado.

Otro portal web, en este caso High Motor, informaba de las que considera las 5 grandes películas del cine que cuentan con el protagonismo del automóvil:

  • En primer lugar posiciona al filme 60 segundos, llamada Gone in 60 seconds en Estados Unidos.
  • Bullitt, en este caso, también ocupa la segunda posición, exactamente igual que lo que sucedía en el artículo anterior.
  • Rush, una película que habla de la historia de Niki Lauda y James Hunt, copa la tercera plaza.
  • Taxi Express se alza con la cuarta posición.
  • Cars también aparece en este caso como la quinta clasificada gracias a la vida que adquieren sus vehículos y al carisma que demuestran tener todos y cada uno de ellos.

Es evidente que los vehículos son fundamentales para la grabación de películas que quieran, en la medida de lo posible, parecer lo más reales posible. La verdad es que esta es una característica que resulta de una gran utilidad para los directores del cine actual. Y es que, para darle esa realidad que todo el mundo espera ver en una película del año 2020, los vehículos pueden llegar a ser elementos realmente útiles. Mucha gente relacionada de una u otra manera con el negocio del cine nos podrían confirmar exactamente lo que venimos comentando.

 

 

Deja una respuesta