Las panaderías siguen siendo una alternativa rentable

Las panaderías siguen siendo una alternativa rentable

Las panaderías siguen siendo un sitio vital en nuestro día a día, especialmente en los países que adoramos en pan y no puede faltar en nuestra mesa. En muchos países de latinoamérica y europeos hay mucha tradición de desayunar con buen producto de panadería, donde un producto de este este tipo se consume con un café. Todo ello ha hecho que sea una magnífica idea como negocio rentable.

La rentabilidad de una panadería

Su viabilidad aumenta si además se junta con una panadería. Como dicen  desde El Moli Pan y Café, si está bien atendido, organizado y atendido, tiene muchas papeletas de ir magníficamente bien.  Conscientes de su importancia, debemos saber que el alcanzar este equilibrio y bien hacer no es fácil, algo que no todo el mundo sabe y por el que también muchos negocios terminan cerrando sino se manejan bien.

Vamos a ver algunos puntos fundamentales en el negocio:

Pan y su papel como negocio

Cuando hagas un plan de negocio, deben considerarse una serie de elementos, cuando se crea una panadería pariendo de cero.  Maquinaria, hornos, decorar el local, mostradores, mobiliarios, número de empleados, etc.

  • Podemos decir que la producción de una buena panadería hace a diario unos 500 kilos al día para que la inversión tenga rentabilidad.
  • Se debe intentar crear muchos tipos de productos, como 20 diferentes en los que se incluyen toda clase de panes. No olvides que la calidad y la variedad siempre van de la mano.
  • Tienes que considerar que donde se encuentre tu local deberá haber sitios para estacionar, algo que no siempre es posible, pero si deseable.
  • El componente tecnológico es importante cuando se realiza un negocio de panadería, donde son necesarios los programas de ordenador con los que se pueden agilizar diversas tareas repetitivas, así como controlar los puntos de venta, optimizando la producción y controlando los costes.

Profesionales expertos en la materia

Siempre es recomendable tener a buenos profesionales si se elabora pan de óptima calidad, donde va a ser posible contar con un buen manejo y conocimiento de las distintas clase de masa, por lo que va a ser de gran importancia el contratar un buen maestro de panadería con años de experiencia.

Hablamos de una persona que será una pieza importante en el negocio, puesto que si hace buen pan y óptimos productos derivados de la harina, seguro que los clientes regresan y se fidelizan, recomendando además el sitio.

Igualmente, merece la pena contratar a un pastelero que ofrezca un amplio catálogo de dulces de pastelería y pasteles. Lo mismo que un maestro hornero que es el profesional que coloca y retira la totalidad de productos del horno y logran que se cuezan perfectamente.

Elegir una buena ubicación

Una situación buena del negocio siempre es interesante, pues es donde la gente puede ir a desayunar antes de ir a trabajar, o incluso realizar un almuerzo rápido.

Mezclar óptimo servicio al cliente con la tradición

Con ello se produce más y se mantiene la calidad, que es una de las claves para que la panadería/cafetería haga buenos productos. Lo ideal es mezclar la tradición con la última tecnología, algo que siempre es importante. No olvidemos que es importante mantener unos precios altamente competitivos, siempre y cuando no se baje la calidad de los productos en cuestión.

Estamos en un oficio complicado y que necesita de mucho sacrificio, pues los horarios pasan a encenderse a las 4 de la mañana y se apagan a las 8 de la noche.

Siempre es interesante contar con trabajador de confianza en la apertura del negocio al público a primera hora de la madrugada, de tal manera que la clientela que trabaje más pronto pueden tener un sitio en el que ir a desayunar o tomarse algo.

Por lo general las panaderías cuentan con dos o tres empleadores que atienden sirviendo lo que los clientes les pidan de comer o de beber, manejando al mismo tiempo la caja. Existen otras tiendan que cuentan con personal que solo se encarga de manejar el dinero y la caja. Todo depende del presupuesto con el que contemos.

Si a la hora de arrancar no cuentas con el presupuesto que necesitas para el pago a un supervisor, como dueño vas a tener que estar muchas horas para tener la seguridad de que todo irá bien, hasta el punto de que muchas veces vas a tener que hornear el pan.

Hay que tener claro cómo se deben organizar las jornadas laborales de los empleados, pues es un negocio que se abrirá de lunes a domingo.

Deja una respuesta