El sector del tomate está de enhorabuena

El sector del tomate está de enhorabuena

Una de las cosas de las que podemos presumir en nuestro país es de la tremenda cultura gastronómica de la que podemos hacer gala. España es uno de los países en los que mayor diversidad de productos alimenticios se producen. Eso tiene una influencia tremenda a la hora de hacer de este país una potencia en materia gastronómica. Y es que pocos lugares hay tan ricos como este en ese sentido. No cabe la menor duda de que ese es uno de los secretos que España mejor guarda.

De entre esos productos, son varios los que destacan por encima del resto. Uno de ellos es el tomate, que se ha convertido en una de las máximas representaciones de nuestra gastronomía por múltiples razones. Son muchas las zonas de España que cultivan este tipo de elemento y que pueden presumir de hacerlo con las máximas garantías de calidad, de higiene y de eficacia. Desde luego, está claro que estas son las claves que hacen posible el éxito de esta industria en España. Y seguro que van a seguir siendo las claves de su enorme desarrollo durante los próximos años.

Una noticia publicada en el diario El País hacía especial hincapié en la transformación que estaba viviendo la industria del tomate en España. Y es que es cierto que todo lo relativo a este negocio ha evolucionado de una manera muy importante con el paso de los años. Y más que lo va a seguir haciendo. Todo en pos del mantenimiento de una calidad y de una garantía que, desde luego, forman parte del éxito que esta industria tiene en nuestro país y que más nos permite presumir de ella entre nuestros socios del exterior.

El tomate vive uno de sus momentos álgidos durante toda su historia. El consumo de este tipo de producto es más grande que nunca y combina con todo tipo de productos, menús y platos. Y, además, hay diferentes modalidades de tomate que también se encuentran viviendo su particular Edad de Oro. Una de ellas es el tomate frito. Según los profesionales de Hida, una entidad especializada en este tipo de producto, el consumo y la venta del tomate frito nunca ha sido tan alta y nunca ha representado a tanta gente de la que forma parte de esta sociedad.

Un foco de turismo

No cabe la menor duda de que el tomate es también, en los tiempos que corren, un foco turístico para nuestra sociedad. Son cada vez más las personas que acuden hasta diferentes puntos de nuestra geografía para comprobar, in situ, muchos de los campos en los que crecen productos como el tomate, o que quieren descubrir cómo es el modelo de elaboración de este producto. La verdad es que hay que explotar este tipo de producto. Generaremos no solo interés, sino también una gran cantidad de dinero.

No hay un producto que defina mejor nuestra geografía que el tomate. En todos los lugares de España conocemos la importancia de este producto, algo que también es reconocido a nivel internacional. Así nos lo han contado desde una entidad como Hida, especializada en todo lo que tiene que ver con tomate frito y que, en los últimos años, ha expandido su cartera de clientes a empresas de todos los lugares de Europa e incluso a varios países de otros continentes como América o Asia.

Los profesionales de este sector han asegurado en repetidas ocasiones que pocos sectores de producción hay mejores que el del tomate en este país. A pesar de que este negocio se resintió bastante durante la crisis de 2008, ha conseguido recuperarse de una manera meritoria en los tiempos que corren. Y lo ha hecho cogiendo un impulso que ha sido reconocido por parte de todo el sector alimentario. Desde luego, no es para menos. Y es que no es fácil ser todo un líder y una referencia dentro de este sector. Tiene mucho más mérito de lo que solemos considerar en un principio.

Lo mejor de todo es que tiene pinta de que el sector todavía tiene mucho margen de mejora en lo que tiene que ver con el volumen de producción y facturación. Eso es lo que garantizan todos los expertos en la materia. Y es que hay motivos más que de sobra para creer en la posibilidad que acabamos de mencionar. Desde luego, no cabe la menor duda de que faltan todavía mejoras por hacer. Pero estamos en el camino de conseguirlas y hacer de este sector algo todavía mucho mejor.

Deja un comentario