¿Cómo elegir una clínica dental?

¿Cómo elegir una clínica dental?

Adquiere gran importancia el que los profesionales que atiendan sean licenciados en odontología o en el plano médico como son los estomatólogos, con buena formación. Esta es la forma en la que se puede asegurar que se atenderá de la mejor manera, con diagnósticos, claros y con el mejor desarrollo para el tratamiento de la salud bucodental.

El personal que trabaja con los pacientes son higienistas o auxiliares titulados Los higienistas son profesionales de la salud que trabajan con el dentista y que actúa como ayudantes, así como con funciones técnico-asistenciales.  Los auxiliares no olvidemos que ayudan al dentista pero también son profesionales de índole sanitaria.

Prevenir es prioritario

Las clínicas dentales, como nos aseguran desde Mesiodens, tienen que tener como punto fundamental la salud de los pacientes. Estarán orientados en la prevención para el mantenimiento de la salud bucal. Donde tienen que asesorar siempre a paciente para que así no haya problemas mayores y se eviten intervenciones costosas.

Percibir confianza

El trato con el cliente es uno de los aspectos más importantes en la atención de carácter bucodental. Para ello el profesional dental deberá informar y responder con interés y amabilidad todas las dudas existentes.

No olvidemos que el equipo de la clínica a la que vayas tendrá que ser amale y próximo, algo que ayuda a transmitir la mayor confianza. Este trabajo en clínicas tiene que desarrollarse basado en protocolos y procesos que garantizan una buena calidad asistencial.

Dentistas específicos para cada tratamiento

Los tratamientos odontológicos suelen ser cada vez más variados y de gran complejidad. Por todo ello es mejor que las clínicas tengan experto en cada una de las especialidades, aunque las titulaciones de odontología son únicas, si que hace posible poder hacer tratamiento en todas las áreas.

Proximidad y accesibilidad

Lo mejor es que la clínica esté cerca de casa o del lugar de trabajo. Así es más fácil acudir a las posteriores revisiones e ir a la clínica con rapidez, por si necesitaras tratamientos de urgencia.

Materiales de buena calidad

Los materiales que se empleen en los tratamientos, caso de brackets, empastes, implantes y demás deben ser de buena calidad, que superen los estándares de calidad, y que tengan controles de calidad.

Si hablamos de los implantes que tienen años de garantía, adquiere gran importancia pensar que la garantía deberá ser sobre los implantes que sustituyen a la raíz del diente que se ha perdido, y que son los que hace posible la actividad completa de la función dental.   No olvidemos que los tratamientos a nivel de ortodoncia tienen que ser con unos materiales de alta gama que deberán ser biocompatibles.

Realización del presupuesto completo

Los presupuestos tienen que incluir la cantidad total del tratamiento y es muy conveniente que la clínica en cuestión no obligue a realizar pagos por adelantado cuando se precise en los tratamientos de larga duración. Así es como los pacientes pueden ir realizando el pago según se hace el tratamiento, una gran comodidad para el paciente que lo que hace es pagar por lo que le hace y no a la inversa.

Lo profesionales de las clínicas deberán dedicar el tiempo que necesiten a la hora de explicar los presupuestos de forma clara y que sea entendible para que no haya lugar a dudas. En cada una de las citas, hay que saber lo que van a realizar y el costo.

Los precios bajos a veces son caros

Cuando los precios son muy baratos, la realidad es que son tratamientos incompletos, por lo que pueden aparecer después pagos inesperados para que se pueda hacer el tratamiento en cuestión.

Todo esto puede tener lugar cuando los materiales utilizados no son buenos o el tiempo no es el que debería de ser.  Todo ello puede terminar en tratamientos que no sean duraderos y se puedan exigir tratamientos que no sean duraderos y que terminemos repitiéndolos en un futuro próximo.

Tanto el instrumental y material usado en el marco de la Odontología es de tecnología avanzada y cuenta con un elevado coste. Esto hace que un precio económico puede ser más costoso de lo que pensamos. Todo esto hay que tenerlo en cuenta, puesto que muchas veces miramos en demasía el costo y nos olvidamos de la calidad en los servicios.

 

Deja un comentario