Cine: una manera ideal de absorber más y más cultura

Cine: una manera ideal de absorber más y más cultura

Una de las cuestiones que más relevancia tiene en lo que respecta a la producción cultural de un país tiene que ver con el cine que se desarrolla en el interior de sus fronteras y que es promovido por personas que forman parte de su población. No cabe la menor duda de que esto, en España, ha experimentado un aumento progresivo con el paso de las décadas y que el cine español, en los momentos en los que nos encontramos, se ha reinventado y ha conseguido mayores dosis de popularidad y también de calidad.

La verdad es que esto es como para estar orgulloso. Basta decir tan solo unos títulos para demostrar que el cine español ha venido aumentando su calidad en los últimos años: hablemos de Los Últimos de Filipinas y su alto valor histórico, de Campeones y su alto valor moral y social, de Handia y su apuesta por recursos humanos especialmente de Euskadi. La verdad es que estos contenidos tienen una calidad excelsa y que nadie puede atreverse a poner en duda. Y es que el cine español está demostrando que podemos hacer cosas muy grandes, tal y como viene sucediendo en los últimos tiempos.

Además, los resultados invitan a que seamos optimistas de cara al futuro. Si no, analicemos los datos que nos deja el portal web Statista sobre la evolución anual de la recaudación por la exhibición de largometrajes nacionales en cines de España entre los años 2008 y 2018. En 2018, esa cifra era de 103,08 millones de euros, lo que supera a los 102,97 que se registraron durante el año anterior. Aunque es cierto que todavía estamos lejos de los 131,79 millones que nos dejó el año 2014, que ha sido el mejor de la última década, lo cierto es que tenemos motivos para seguir creyendo que podemos mejorar ese límite.

Y la industria del cine español también lo cree. De ahí que haya aumentado la cifra de largometrajes producidos en 2018 con respecto a 2017 en más de 20 unidades según comenta, de nuevo, el portal web Statista en su artículo «evolución anual del número de largometrajes españoles producidos desde 2008 hasta 2018«. Eso revela que en nuestro país seguimos empeñados en producir cine y hacerlo con la máxima calidad que seamos capaces de conseguir. La actitud es muy importante y en eso estamos demostrando ser líderes.

El cine es una de las máximas expresiones de cultura que nos podemos encontrar en cualquier sociedad. Y, en España, estamos empezando a desarrollar un cine de calidad que es realmente importante. Así nos lo han confirmado los profesionales de Discovery, una entidad dedicada a la provisión de localizaciones para todas aquellas productoras y personas que estén interesadas en grabar un largometraje. Se trata de un trabajo necesario y que juega una importancia brutal a la hora de que un film gane esa fuerza que queremos imprimirle y que tan necesaria es para garantizar el éxito que andamos buscando.

La importancia de la localización

Uno de los grandes secretos que todos los expertos en cine tienen en cuenta es la apuesta por una localización que, por un lado, sea espectacular y que, por el otro, cumpla fielmente la descripción que necesitamos para que nuestro film gane fuerza. Esta es una de las cuestiones que más complicadas pueden resultar a la hora de realizar una película. Y es que el lugar es clave. No fallar en esta elección es una de las grandes necesidades que tenemos a la hora de conseguir el éxito más absoluto para la película que queremos sacar adelante.

Pongamos un ejemplo: en Juego de Tronos hubiese sido difícil cautivar al espectador en varios capítulos si no se hubiese apostado por una localización como lo es San Juan de Gaztelugatxe, un entorno que estaba claro que era ideal para una serie de este estilo. Desde luego, la apuesta ha funcionado a la perfección y ha contribuido a que la serie haya tenido uno de los mayores éxitos que se recuerdan en el mundo del cine y las series. No cabe la menor duda de que este éxito es difícilmente superable a día de hoy.

El mundo del cine todavía tiene muchas cosas que ofrecer y también que descubrir. Es una industria que no cabe la menor duda de que permite a la sociedad adquirir una cultura que de otro modo podría conocer. Gracias al cine, hemos conocido más de cerca sucesos históricos tan importantes como la II Guerra Mundial, la Guerra Civil española, cuestiones relacionadas con la Edad Media e incluso relacionadas con el Imperio Romano o el antiguo Egipto. El valor del cine es, por lo tanto, realmente grande. El séptimo arte es una de las mejores maneras de culturizarnos y saber cómo es la sociedad que nos rodea. Y eso es importante tanto para nuestro desarrollo personal como para el profesional.

 

Deja un comentario