El Carnaval de Tenerife

El Carnaval de Tenerife

En España son distintas las celebraciones de Carnaval que merecen una mención especial y convertirse en toda una razón para visitar ese lugar en particular. Unas fiestas del carnaval con una muy amplia tradición que se remonta al siglo XVI proveniente de Europa y fue revolucionando con los años. Durante el siglo XIX empezó a adquirir una nueva identidad con el baile como eje principal, a este se le fueron añadiendo diferentes exhibiciones y concursos. Fue en este momento en el que también se empezaron a llevar las máscaras de carnaval, que usaban principalmente las mujeres de clase alta para mezclarse en las fiestas populares sin que las reconociesen. Con el tiempo el Carnaval de Tenerife va ganando más popularidad y no solo para los habitantes de la isla sino allende el mar.

La festividad empieza a hacerse eco y a interesar no solo en la isla. Si bien, durante la dictadura se intenta suprimir en 1961 su gran popularidad lleva a reconocer esta festividad como las “Fiestas de Invierno” y en 1967 recibe la mención de Fiesta de interés Turístico Nacional.

A estas alturas la festividad es todo un acontecimiento y las personas que van a asistir trabajan con ganas en sus disfraces para las cabalgatas. Algunos grupos de amigos y participantes en las fiestas dedican semanas enteras a preparar sus disfraces y pensar en la opción más original y divertida.

A día de hoy, el carnaval de Tenerife atrae a miles de turistas que quieren ver a la Reina del Carnaval, las comparsas, carrozas…

Lo mejor de los Carnavales de Tenerife

Una de las razones de la gran popularidad de esta festividad reside en la variedad y calidad de sus eventos que van de una Gran Cabalgata Anunciadora, en la que se realiza un gran pasacalles a ritmo de batucadas (esto proviene de la cultura africana y es un tipo de música que se realiza con un conjunto de instrumentos de percusión), en este participan la Reina, sus damas y un sinfín de grupos y comitivas carnavalescas.

De hecho, los ritmos latinos son los reyes de la fiesta con las batucadas y ritmos de salsa o tono caribeño. Los grupos de baila danzan al ritmo de esta música acompañados por carruajes que llenan las calles de colores.

Y es que, no es mala idea repasar algunas coreografías de ritmos caribeños para no perdernos con el ritmo de la fiesta. El desfile de comparsas tiene lugar el 14 de febrero a las 21:00 de la noche en la Avenida de Francisco la Roche.

Esta es la cabalgata que promulga el comienzo oficial del carnaval, que termina el Miércoles de Ceniza, momento en el que se celebra el Entierro de la Sardina. En este momento toda la ciudad se viste de luto y se realiza un cortejo fúnebre en el que desfilan mujeres vestidas de viuda, monjas, obispos…que van llorando y acompañando la enorme sardina.

Con el entierro de la Sardina se termina la fiesta del Carnaval de Tenerife. Si bien, los tinerfeños amantes de esta tradición deciden seguirla un poco más con la celebración del Sábado y Domingo de “piñata”.

Por otro lado, los amantes de los coches antiguos también están de suerte porque durante el Carnaval de Tenerife se realiza el “Gran Concurso de Automóviles Antiguos” en el Parque de García Sanabria.

Este tiene lugar el 22 de febrero y, a diferencia de otras congregaciones de este estilo, en este Concurso sus dueños van a tono con sus carrocerías.

De hecho, muchos de los participantes también llegan con disfraces de lo más original desde vestidos de fleco a bigotes postizos para imitar algún personaje automovilístico.

Lo bueno de los disfraces temáticos o menos habituales es que podemos ser más imaginativos y llegar con ideas nuevas y originales.

En La Casa de los Disfraces animan a buscar la parte más lúdica y creativa del carnaval y a explorar entre sus muchas opciones de disfraces y complementos para dar con la combinación perfecta con la que sorprender durante estas fiestas.

Y es que, dar con el disfraz perfecto no siempre es fácil y, muchas veces, al visitar un catálogo de disfraces con muchas ideas podemos dar con nuestro disfraz ideal.

Deja un comentario