Cómo se hace una traducción jurada

Cómo se hace una traducción jurada

Las traducciones juradas son unas traducciones que tienen la particularidad de tener un carácter oficial y además disponen de validez a nivel jurídico. No todas las traducciones son jurídicos, porque pueden ser de diferentes temas, siempre y cuando se necesite que el documento sea oficial una vez se haya traducido.

En él los interesados les entregan un documento que se traduce a un traductor que haga traducciones de esta clase. Se hace la traducción por parte del traductor del idioma original al idioma de destino. Después el traductor lo que hace es llevar el documento al tribunal, donde se jurará y sellará de manera oficial.

En el caso de que el documento vaya para el exterior, se tiene que legalizar y apostillar por el organismo que sea del país que tenga que hacer los diferentes trámites. El documento se debe dejar allí durante unos días hasta que esté preparado. En cuanto se termina, se puede retirar o el traductor te lo envía.

Como nos comentan desde Traductor Jurado Eikatrad puede parecer un proceso de cierta complejidad, pero no lo es, en especial cuando se confía en personas que tienen ya una experiencia en el sector.

¿Funciona igual la traducción en todos los países?

Lo cierto es que no, pues cada país tiene sus leyes y requisitos cuando se trata de documentos traducidos, por lo que algunos pasos del procedimiento pueden cambiar, pero normalmente es así.

En nuestro país, las personas que pueden hacer este tipo de traducciones juradas, las tiene que habilitar el MAEC, Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación. Lo que hacen ellos es traducir de una lengua extranjera a las lenguas oficiales españoles.

Algo importante que se debe saber es que normalmente son profesionales independiente, pero también puede haber empresas que ofrezcan estos servicios y tengan en su plantilla una serie de traductores y hagan traducciones juradas.

Además un traductor jurado no solo puede traducir el documento y certificar que es correcta, certificando que una hecha por esta es buena. Además tiene la calificación para poder interpretar en proceso judicial en una notaría, un acto matrimonial que puede ser un actor de carácter oficial.

¿Cuál es la validez de los servicios de los traductores?

Hay muchas personas que piensan que un traductor jurado es igual de a importante que un Notario, ya que valida sellando y firmando la traducción del documento, dándole carácter oficial.

Lo cierto es que, estos profesionales, por los conocimientos y su profesionalidad que tiene, lo que hace traducir textos, pues traducir documentos públicos son precisos para el cumplimiento de los aspectos legales, laborales o mercantiles, un país distinto al origen.

Legales

 Los documentos legales, son  de mucha demanda que tienen los traductores jurados.

Mercantiles

Tanto los documentos de carácter mercantil como empresarial tienen mucha demanda, máxime en el momento en el que vivimos, donde las empresas acostumbran a mirar detenidamente las oportunidades que se producen en el mercado internacional, las cuales también necesitan traducción oficial.

Por ejemplo, las escrituras, contratos y estatutos de empresa o las referencias pueden necesitar de esta clase de servicios cuando se tengan que presentar en un país que tenga otra lengua oficial.

Laborales y académicos

Si se quiere trabajar o estudiar en otra nación, es necesario que la persona disponga de la traducción oficial de los documentos, tales como el CV, título universitario, expediente académico y los documentos asociados a la prestación de los servicios, caso de las facturas, presupuestos y contratos, siempre pensando en el tamaño e importancia de los mismos.

La importancia de los servicios de traductor jurado estriba en la confianza existente cuando se presentan estos documentos ante las diferentes instancias que las necesiten. Cuando un traductor jurado hace un servicio importante, el cliente es consciente si el cliente sabe que puede llevar la documentación a una empresa y se acepta.

Además, también pueden llevar la documentación oficial en las instituciones públicas o los bancos, donde no van a ser rechazadas, porque van a tener la validez de un profesional, el cual se va a encargar de que tengan el debido carácter a la documentación que tienen que traducir.

Eso sí, los servicios de un traductor jurado, no se van a limitar a traducir los documentos para esta clase de usos, ya que cualquier clase de texto se puede traducir y tener dicho carácter siempre que la persona que lo solicite esté interesada al contar la traducción con gran calidad.

Un trabajo en definitiva, que no solo no ha dejado de tener importancia, es que cada vez es más importante en el mundo actual.

Deja una respuesta