Las copas grabadas, un souvenir que es tendencia en nuestro país

Las copas grabadas, un souvenir que es tendencia en nuestro país

Dicen que una de las mejores maneras de culturizarse y de abrir nuestra mente es viajar. Hay muchas personas que están de acuerdo y nosotros no vamos a ser menos. Viajar está considerada como una de las mejores maneras de eliminar algunos aspectos nocivos de nuestra sociedad, como el racismo. Y la verdad es que también es uno de los mejores modos de escapar un poco de la realidad y hacer que la rutina no nos amargue la existencia. Así que ya sabéis: si tenéis la menor oportunidad, aprovechar para escapaos. Será una buena manera de aprovechar los momentos de asueto.

Seguro que muchas de las personas que estáis leyendo estas líneas estáis de acuerdo en que siempre es conveniente, cuando viajamos, traer algo identificativo de la ciudad o el país hasta el que nos trasladamos. Un souvenir siempre es la mejor manera de recordar todos y cada uno de nuestros viajes, viajes que constituyen momentos que nos han hecho felices y que nos han permitido descansar y, como apuntábamos al principio, abrir un poco nuestra mente y no encasillarnos en nuestros pensamientos. Y eso es fundamental a la hora de desarrollarse como persona y como profesional, con independencia de a qué nos dediquemos.

Son muchos los regalos que pueden servir como «souvenirs» para los turistas que visitan una determinada ciudad o país. Sí que es cierto que esta es una cuestión que ha venido transformándose de un tiempo a esta parte. De las tradicionales postales, mecheros, abrelatas o tazas hemos pasado a algo más sofisticado: las copas de cristal que cuentan con algún tipo de grabación que se encuentra ligada a la ciudad en cuestión. Nos lo han confirmado los profesionales de Cristafiel, una entidad especializada en este tipo de grabados y que ha experimentado un aumento de estos pedidos por parte de las pequeñas tiendas que se encargan de la comercialización de estos nuevos souvenirs de cristal.

Estas empresas de las que hablamos están siendo las principales testigos de lo que se demandan las copas de cristal grabadas entre los turistas que acuden hasta ciudades como Madrid. La mayoría de las personas que trabajan en estas tiendas aseguran que es algo habitual entre los británicos. Y es algo que no nos sorprende en absoluto puesto que, de acuerdo a una noticia que fue publicada por el portal web EP Data, el Reino Unido es el primer país emisor de turistas hacia España.

Pero es que los propios españoles y españolas, cuando viajamos al extranjero, también nos encontramos el modelo de souvenir del que venimos hablando. Una noticia que vio la luz en Actualidad Viajes hacía una especie de ránking en el que establecía las ciudades que son las más visitadas por los españoles. La que se lleva el primer puesto no es otra que Nueva York, que es seguida de cerca capitales europeas como lo son Londres, Roma o París y a las que también se suma un destino más exótico como lo es Bangkok. En todas esas ciudades, las copas con grabados típicos de la ciudad son habituales.

Un detalle bonito para nuestra familia o amigos

Una copa con grabado es un detalle de más calidad de todos esos de los que hemos venido hablando a lo largo de este artículo como lo pueden ser las postales, los abrelatas y demás. Se trata de un objeto al que, además, le podemos dar uso y que puede ayudar a darle una imagen más potente al conjunto de nuestra vajilla, algo que a buen seguro agradeceremos muchos y muchas y que supone un detalle muy a tener en cuenta por parte de la persona que nos lo regala.

A nadie se le escapa que uno de estos recipientes es de los que más cariño albergan en nuestro interior. Constituye un recuerdo muy bonito si nos lo hemos regalado a nosotros mismos, un recuerdo que nos evocará a alguno de los momentos en los que visitamos la ciudad en cuestión y en los que tan felices fuimos. Merece la pena vivir ese tipo de sensaciones. Y merece la pena sentirlas durante varias veces a lo largo de nuestras vidas. No cabe duda de que eso nos hará sentir qu hemos sabido aprovechar el tiempo.

Viajar es algo que nunca podremos parar de recomendar. Está claro que, en muchas ocasiones, es bastante complicado hacerlo, y más en una situación sanitaria como la que estamos padeciendo a nivel mundial. Pero cuando todo vuelva a la normalidad habrá que retomar todo ese flujo turístico que nos permite descubrir lugares increíbles y que, a fin de cuentas, nos hace sentirnos libres y serlo de verdad. No cabe la menor duda de que este paso será imprescindible para garantizar nuestra felicidad.

Deja una respuesta