Cómo estudiar unas oposiciones

Cómo estudiar unas oposiciones

Con la barbaridad de plazas públicas que se han publicado muchas personas han decidido invertir su tiempo y energía en estudiar oposiciones. Porque seamos sinceros, todos tenemos sueños de funcionarado en los que trabajar ocho horas de reloj (o menos) y no tener preocupaciones por cobrar nos hacen salivar.

Lo que sorprende es que las oposiciones están siendo preparadas por personas de todas las edades, ya que habitualmente estas han sido copadas por estudiantes que acaban bachillerato o la universidad, y encuentran en las oposiciones la opción ideal para evitar un mercado laboral que está cada vez más difícil, sobre todo para los jóvenes. Aunque tampoco podemos olvidarnos de las plazas de promoción interna para los ya funcionarios.

En cualquier caso, llegar a ser funcionario no es algo sencillo, pues para ser honestos la competencia que hay ahora es brutal y vencerla supone una serie de esfuerzos que parten de ti. Aunque claro está que existen muchas ayudas para preparar oposiciones, y en muchas oposiciones hay métodos específicos para conseguir la plaza.

Principalmente hay dos maneras de estudiar oposiciones, la primera es en solitario, algo de lo que hablaremos posteriormente. Y la segunda es mediante un preparador o una academia, esta es la opción que elige la mayoría de los opositores ya que permite obtener muchas facilidades además de una tutorización, que a veces es la clave del éxito.

Podemos encontrar muchos tipos de preparadores y academias dependiendo de la oposición en concreto, por ejemplo en el sector de las oposiciones de Justicia, muchos Jueces y Secretarios Judiciales preparan ellos mismos a los opositores. Y en las oposiciones a plazas de profesorado y educación es importante destacar la gran función de las academias.

Pero las academias también destacan en otros campos muy variados, y quizás uno de los más desconocidos es el de Biología, ya que estas oposiciones no son de las que más se habla. Preparador de Biología es una academia con más de once años de experiencia como preparador de oposiciones de biología y biología en todas las comunidades autónomas.

Consejos para redactar el temario

Una de las ventajas de estudiar en una academia es que te dan los temas ya preparados y redactados, algo que ahorra mucho tiempo. Y los opositores autónomos, que son aquellos que eligen estudiar sin la ayuda de un preparador o de una academia, deben de redactarse ellos mismos sus propios temas.

Pero por suerte vivimos en un mundo totalmente conectado en el que puedes encontrar de manera sencilla las leyes y otras disposiciones a estudiar, Internet está lleno de recursos. Vamos a ver cómo podemos redactar nosotros mismos el temario, ya que esto también nos permitirá hacernos una idea del ordenamiento jurídico en el que vivimos, algo que es realmente útil.

En primer lugar, una de las herramientas más útiles para saber de qué materias se compone un temario es revisar las convocatorias de otros años anteriores o de otras Comunidades Autónomas. Y es que los temarios suelen venir marcados por el ministerio y las Comunidades únicamente pueden variarlas cuando hay leyes propias. Pero ojo con mirar en las bases de oposiciones de otras Comunidades (Como Galicia, Barcelona o Comunidad Valenciana), ya que existen muchas diferencias, por ejemplo en las oposiciones a educación.

Comprar temarios hechos es otra opción, pero aquí hay que tener bastante cuidado, ya que por Internet vas a encontrar muchas ofertas que de precio salen muy bien, pero debes de leerlos primero, de lo contrario puede que compres un temario escrito de una manera poco didáctica.

Y vamos a hablar de otro tema que importa mucho de cara al estudio, como es la planificación. Tengamos en cuenta que ser opositor autónomo supone que debes de redactar y estudiar, y esto no es fácil. Por ello debes comprarte una agenda, de entre todas las bonitas opciones que hay en el mercado, y empieza hacer un horario en el que separes la redacción del temario del estudio, y también los controles o test que vayas a realizar.

Por último, uno de los puntos más positivos de hacerte un temario es que los puedes orientar totalmente a tu gusto, y esto significa que puedes dejar de lado las distribuciones que no encajan con tu método de estudio por otras que si encajan con tu manera de distribuir las lecciones.

¿Conoces otros consejos para redactar temarios de oposiciones? No dudes en comentárnoslo en los comentarios.

Deja un comentario