¿Tenemos miedo a parar?

¿Tenemos miedo a parar?
Vivimos en una época en que no hacer nada tiene “mala prensa”. Nos cuesta olvidar la agenda incluso el fin de semana y parece que no tener nada que hacer nos convierte en personas carentes de valor. Por lo menos del valor productivo, que hoy en día parece ser el único que importa. Basándonos en este aspecto podemos decir que hay dos tipos de personas: los que se pasan el día procrastinando, alargando el tiempo entre tarea y tarea, y los que son incapaces de tener un minuto libre, y si acaso lo tuvieran, ya se encargarían de encontrar algo que hacer con él. Es curioso, como nos señalan los profesionales de Lavatur, como se puede diferenciar fácilmente a este tipo de personas incluso cuando están haciendo algo tan cotidiano su colada. Hay quienes se toman ese tiempo de desconexión para leer un buen libro, escuchar música…y luego están los que no son capaces de estarse quietos, hacen una llamada, siguen trabajando con el ordenador, reorganizan una y otra vez la agenda…
Continue reading...